Oslo. Fin de semana en Oslo, ¿qué hacer?

Oslo es la capital de Noruega, uno de los países conocidos como escandinavos. Ahí al norte de Europa, donde más frío hace y el sol brilla por su ausencia. Tiene poco más de medio millón de habitantes. Aunque el idioma oficial es el noruego, la población domina el inglés.

Para llegar hasta allí la manera más fácil es en avión. Hay que tener en cuenta de que Oslo tiene tres aeropuertos.Oslo_Puerto

Pero, ¿qué se
puede ver en dos días en Oslo?

Día 1

En el centro podemos encontrar algunos de los monumentos y atracciones turísticas como:

El Rådhus o ayuntamiento. Es el centro administrativo de la ciudad y la sede de los famosos Premios Nobel de la Paz entregados el 10 de diciembre de cada año. Estos premios se entregan en honor a Albert Nobel, inventor, químico e ingeniero sueco. Al morir, dejó una gran fortuna como fruto de su inversión en la industria armamentística. En su testamento especificó que sus últimos deseos eran que este dinero fuera destinado a premiar a aquellos que hicieran algo por el bien de la humanidad en las ramas de física, química, medicina y la paz. El resto de los premios se entregan en Estocolmo.

Oslo Ayuntamiento

 

Akershus festning,  una fortaleza datada de la Edad Media utilizado antiguamente como residencia real además de punto estratégico defensivo. Hoy en día se encuentra la Guardia Real y varios museos como el Museo Noruego de la Defensa, el Museo de la Resistencia y del Medio Ambiente. El acceso es totalmente gratuito.

Oslo Akershus Oslo Akershus

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Además, en el puerto marítimo se puede tomar el barco para visitar Hovedøya, una isla a menos de 10 minutos de la capital. Se trata de una pequeña isla que es reserva natural en la que se puede encontrar un bosque y gran tranquilidad. Para acceder se pueden tomar los barcos B1/B2/B4, los cuales pasan a cada hora (hasta las 16 de la tarde) y el costo es de unos 7 euros ida y vuelta.
Oslo Hovedoya Oslo Hovedoya

Oslo_Hovedoya

 

La Ópera. Lo que más llama la atención es su estructura. El arquitecto quiso representar un témpano emergiendo del agua. Además, está revestido de mármol. Desde lo alto se puede disfrutar de una panorámica de la ciudad.

 

Oslo Opera

Día 2

Otra de las atracciones de la ciudad es el parque de Vigeland. Se trata de un parque conocido por sus esculturas creadas por el escultor noruego Vigeland. Las esculturas están repartidas en varias zonas diferenciadas: la entrada, el puente, la fuente, el monolito y la rueda de la vida. Las más famosas son el niño enojado y el monolito, un único bloque con 121 cuerpos desnudos tallados. La entrada es libre.

Oslo_VigelandOslo Vigeland Oslo Vigeland Oslo Vigeland

 

 

 

 

 

 

 

Por último, si queremos visitar algún museo el más recomendado es el Museo del Pueblo Noruego. Se trata de un museo al aire libre en el que se ha ambientado la manera de vivir de los noruegos durante diferentes épocas. Encontrando replicas exactas de los poblados y ciudades más típicos incluida una granja con animales. Cuesta alrededor de 10 euros, 7 si eres estudiante, y se puede acceder en bus con la línea número 30.

Oslo Pueblo Noruego Museo

Si se es un aficionado al arte recordar que en Oslo se encuentra el Museo de Munch. Pintor sueco famoso por su cuadro conocido como El Grito. El Grito fue robado en dos ocasiones. Una en 1994 por una banda de ladrones que dejó una nota agradeciendo la falta de seguridad. Otra fue en 2006 y fue recuperado dos años después, pero con daños irreparables.

 

Tips&Tricks

  • La moneda oficial es la corona noruega. Para traducirlo a euros la manera más fácil es dividir entre 10 y sumar un poquito. Por regla general, Oslo es un país caro, los precios son hasta tres veces más que lo que estamos acostumbrados. Una comida puede costar mínimo unos 25 euros por persona.
  • Algunos trucos para gastar menos en ciudades caras como Oslo es alojarse en hoteles con cocina para abaratar el coste. El Frogner House son unos apartamentos situados en el barrio de Frogner, uno de los mejores barrios de la ciudad. Están bien ubicados, a tan sólo 20 minutos del centro andando. El precio puede rondar unos 115 euros por noche para tres personas (a fecha de 2016).
  • Como curiosidad decir que a la hora de ir a un restaurante el agua es gratuito. Normalmente suelen dejar una jarra de agua con hielos. También puedes pedir “Water” y te traerán un vaso de agua.
  • Alguno de los productos típicos que se pueden encontrar son diferentes embutidos y carnes de reno y ballena. 
  • Uno de los elemento o simbolos que más identifican a Noruega son los trolls. Hay una vieja creencia de que antes de la llegada del ser humano a Noruega esta estaba habitada por trolls. Eran unos seres no muy agradables a la vista y un poco tontos, pero con los que era mejor llevarse bien. Por ello, todos los años en la época de navidad siempre se dejaba un plato con comida y leche. Esto hacia que las cosechas y el ganado fueran siempre fructíferos.
  • El transporte es bastante caro. Para ir desde el aeropuerto al centro son unas 92 NOK, 10 euros aproximadamente. Si se quiere tomar el transporte público varias veces lo recomendable es comprar un ticket de 24 horas. Cuesta 190 NOK e incluye tres zonas. No olvidar validar el ticket al entrar en cualquier tipo de transporte. Además, si no te da tiempo a comprarlo se puede comprar directamente al montarse.

 

Deja un comentario