10 Refranes sobre ciudades y su origen.

Si hay algo que admiro y venero del castellano es su extenso refranero. Hay ciertas expresiones que hacen referencia a ciudad y pueblos dignos de visitar. Todos conocen su significado pero, ¿sabes cómo surgieron?

 

  1. Todos los caminos conducen a Roma. Durante el Imperio romano se desarrollo toda una red de caminos conocidas como las calzadas romanas que comunicaban a muchas ciudades directamente con Roma.

 

  1. Te voy a poner mirando para Cuenca. La frase se remonta a las épocas de Felipe el Hermoso y Juana la Loca. El infiel monarca mandó construir un observatorio donde se llevaba sus amantes ya que su esposa no tenía interés por la ciencia. Cada vez que subía con una moza avisaba diciendo que la iba a poner “mirando para Cuenca”.

 

  1. De Madrid al cielo. Durante la época del rey Carlos III se realizaron numerosas reformas urbanísticas. Los ciudadanos empezaron a utilizar esta frase para expresar su orgullo por la ciudad.

 

 

  1. Zamora no se conquistó en una hora. Frase que se remonta al año 1072 cuando Sancho el Bravo intentó arrebatar Zamora a su hermana doña Urraca. Esto le costó mucho esfuerzo y de ahí surgió la expresión.

 

  1. Quien se fue a Sevilla, perdió su silla. Su origen se surgió por una disputa entre dos arzobispos, Alonso de Fonseca ambos, tío y sobrino respectivamente. El tío era arzobispo de Sevilla y el sobrino fue nombrado arzobispo de Santiago de Compostela. En aquella época Galicia estaba en continuas revueltas por lo que el tío le hizo el favor al sobrino de intercambiar los puestos. Lamentablemente cuando el tío quiso volver a ocupar su lugar, el sobrino se negó a cederle la silla arzobispal.

 

 

  1. Irse por los cerros de Úbeda. Durante la batalla de las Navas de Tolosa en 1212, uno de los altos mandos del rey Fernando III desapareció. A su reaparición alegó que se había perdido por los cerros de Úbeda. No pasó por alto que en realidad fue falta de valentía. Desde entonces se usa esa expresión cuando una persona intenta escaquearse o da rodeos a la hora de explicar algo.

 

  1. Esto es Jauja. Jauja es una ciudad situada en Perú descubierta por Pizarro. Debido a su situación era una tierra muy fértil en la que abundaban recursos. Poco a poco se fue difundiendo la leyenda de que de los árboles colgaban buñuelos y por los ríos fluían leche y miel.

 

 

  1. Quedarse en la luna de Valencia. La ciudad estaba rodeada por una muralla durante la época del Medievo. Al caer la noche se daba el toque del queda con el que se cerraban las puertas a la ciudad. De esta manera, los más rezagados se quedaban en la luna de Valencia durmiendo a la intemperie.

 

  1. Estar en Babia. Los reyes de León pasaban los veranos en su residencia en este pueblo de la comarca. Cada vez que alguien preguntaba por ellos se decía que estaban en Babia. De esta manera se relacionaba el pueblo con que los reyes estaban descansando y distraídos de sus quehaceres.

 

 

  1. Hablando del rey de Roma, por la puerta asoma. Inicialmente en lugar de rey se utilizaba ruin. Esta frase hacía referencia al Pontífice de Roma, Aviñón (1309-1377), al que consideraban el mismísimo diablo.

 

¿Conoces alguna otra expresión que haga referencia alguna ciudad? ¡No dudes en contarla! Y recuerda que si este post te ha sido útil y te ha gustado…¡Compártelo con tus amigos!

 

Nunca te irás a la cama sin saber una cosa nueva 😉

Deja un comentario