Santorini. 10 Razones por las que debes ir.

Si me preguntaran cual es mi sitio favorito del mundo la respuesta sería sin ninguna duda Santorini. Creo, recomiendo e insisto en que debes de visitar esta isla griega al menos una vez en tu vida, y yo sin duda alguna sé que no va a ser solo una.

¿Por qué debes visitar Santorini al menos una vez en la vida?

El atardecer más impresionante. Cuando cae el sol todos los turistas se agolpan para disfrutar del espectáculo. Ver cómo va desapareciendo el sol, poco a poco en el horizonte, como que fuese abducido por la mar es algo que hay que ver una vez en la vida.

Santorini. Atardecer II

Arquitectura característica. Si algo caracteriza a la isla son sus pequeñas casas blancas y sus techos azules, algo que no se ve en muchos sitios. Las casas se disponen alineadas y da lugar a pequeñas calles, eso sí, ¡todas con vistas al mar!

Santorini. Arquitectura.

 

La tranquilidad. Santorini cuenta con poco más de 12.000 habitantes ¡aunque recibe cientos de miles de visitas al año! Por eso, si vas en temporada baja, podrás disfrutar de la tranquilidad y la paz de la isla. Si por el contrario, vas en temporada alta que suelen ser los meses entre Junio y Septiembre, puede obviar este punto.

Santorini. Flores

 

El clima mediterráneo. Debido a la situación geográfica de las islas griegas, el clima está caracterizado por temperaturas suaves durante todo el año. Aunque si vais en otoño es muy probable que os encontréis con lluvias. Al ser una pequeña isla el viendo favorece los cambios repentinos de clima, es decir, que tan pronto te cae un chaparrón como que se pone a brillar el sol.

Santorini.

El pueblo de Oía es el pueblo más fotografiado de la isla y por algo será. Si te pones a pensar en Santorini estoy segura que la imagen que te viene a la mente es la del pueblo de Oía.

Santorini. Arquitectura. Cúpula Azul.

Su playa roja, en donde disfrutar de un baño en un lugar diferente. Como su propio nombre indica se trata de una playa cuyo paisaje está caracterizado por tonos rojizos, desde los acantilados que la rodean a la arena. Esto contrasta con el azul del agua dando lugar a un paisaje único. ¡Cuidado! Si la marea está alta es muy probable que no encontréis playa.

Santorini. Playa roja

Disfrutar de pescado fresco en la capital, Fira. No es ninguna novedad que los lugares a pie de mar suelen tener una larga tradición pesquera y Santorini no iba a ser menos. Así que si eres un amante del pescado fresco, no dudes en disfrutar de este plato en uno de los numerosos restaurantes con vistas al mar que podrás encontrar en Fira.

Santorini. Puerta al mar.

Paseo por un paraje volcánico. Santorini pertenece a un conjunto de islas llamadas Islas Ciclónicas de origen volcánico. Por ello, a tan solo 10 minutos en barco de la capital, Fira, podéis disfrutar de un paseo en un paisaje totalmente volcánico. Las excursiones suelen ser por la mañana saliendo desde el puerto de Fira hasta medio día y cuestan alrededor de 20 euros.

Santorini. Volcán.

Para los amantes de las iglesias, hay iglesias eveywhere.  En total hay unas 400 iglesias tanto ortodoxas como católicas, destacado las iglesias bizantinas con sus cúpulas azules.

Santorini. Campanario.

Paisaje único. No conozco a nadie que haya estado en Santorini y no le haya gustado, por algo será, ¿no?

Santorini. Atardecer el Oía.

 

 

Tips&tricks

  • Puedes acceder en barco o en avión. Por un lado, puedes tomar un barco en el puerto de Atenas y llegar a Fira por unos 80€ ida y vuelta. Yo, por el contrario, opté por Ryanair y tomé un vuelo a las 7 de la mañana y volví a las 20 de la tarde, me salió por 20 euros ida y vuelta y tan solo necesité una hora.

 

  • Para recorrer la isla puedes alquilar un vehículo o utilizar el transporte público. A lo largo de la isla se pueden encontrar diferentes negocios de alquiler de vehículos, desde quads o motos a coches. Aunque si no tienes carnet o no te apetece gastarte tanto dinero puedes utilizar el transporte público. Hay una línea de autobús que recorre la isla y cada viaje cuesta alrededor de 1 euro. Es decir, puedes ir del aeropuerto a Fira, de Fira a la playa roja, de la playa roja a Fira y de Fira a Oía por menos de 10 euros, segurísimo.

 

  • Otra opción muy atractiva para los turistas es dar una vuelta en burro. Recuerda que estos animales son explotados y se pasan el día subiendo y bajando sin tener ninguna libertad de elegir por simple divertimento de las personas. Si tienes dos piernas no dudes en utilizarlas.

 

Y tú, ¿has estado ya en esta maravillosa isla?

One comment

Deja un comentario